Tres juegos para la duración del sonido

Tres juegos para la duración del sonido
Como ya sabréis, la flauta travesera es un instrumento de viento y como todos los instrumentos de viento… ¡Necesita aire para poder sonar! Aunque dicho así parece muy sencillo, hay muchos parámetros que tenemos que controlar: la posición de los labios y la embocadura, la dirección del aire así como la velocidad, cantidad y duración del mismo. Por eso, hoy os queremos proponer tres juegos para trabajar la duración del sonido (a través del soplido). Esto no lo hacemos con los alumnos que están empezando con el instrumento sino un poco más adelante, cuando ya controlan varias canciones. Cuando empiezan, es mucho más sencillo emitir sonidos cortos y una vez que los dominan, podremos trabajar con la respiración y la capacidad pulmonar para mantener sonidos más largos. Esto nos permitirá ir pasito a pasito hasta que lleguemos a realizar ligaduras y  frases musicales enteras sin respirar.

En los tres juegos que os contamos a continuación, vamos a trabajar visualmente con la duración de nuestro soplido. Ahora veréis que unos son más precisos que otros, pero todos tienen como objetivo ayudarles a entender que el aire que se convertirá en sonido dentro de su flauta, puede ser más largo o más corto y podrán experimentar con esa idea desde el juego.

CONVIRTIENDO EL AIRE EN LANA

Para ello solo necesitamos un ovillo de lana y unas tijeras. Colocamos el ovillo delante de ellos y todo el tiempo que están soplando vamos desenrollando el ovillo. Cuando dejen de soplar, paramos y cortamos el hilo que haya salido del ovillo. El objetivo es intentar conseguir que las siguientes veces que soplemos vayamos consiguiendo hilos más largos. Podemos preguntarles cuál creen que ha sido el soplido más largo y luego poner todos los hilos y ver si han acertado para ayudarles a tomar conciencia de la propia duración de su soplido.

Este juego también puede hacerse mientras soplan una nota con la flauta. Normalmente les pedimos que hagan tres soplidos para empezar con un objetivo que no sea muy exigente. Además así se pueden llevar los hilos a casa y hacer una «trenza de soplidos» 😉

CARRERAS DE SONIDO

Para este juego necesitamos unos coches de juguete y un circuito que podemos hacer pegando cinta de pintor en el suelo. Podemos crear un circuito distinto cada vez. El juego consiste en soplar una nota con la flauta y mientras dure el sonido se moverá el coche. Una vez pare el sonido se parará el coche. Cambiamos al otro jugador que hará lo mismo. Así vamos alternando hasta que uno de los coches llegue a meta. También puede hacerse con un solo coche y el objetivo será contar en cuántos soplidos podemos hacer el circuito e intentar que cada vez que hagamos el circuito lo hagamos con menos cantidad de soplidos.

CRONÓMETRO DE NOTAS

En este juego sólo nos hace falta un cronómetro como el que tienen los móviles. Cuando empieza el sonido empezamos a cronometrar hasta que pare. De una semana a otra podemos entrenar a ver si vamos progresivamente aumentando la duración de las distintas notas. Nosotras empezamos haciendo este juego con el si grave, que es la primera nota que aprenden con la flauta.

Estos son algunos de los juegos que hacemos en clase y que os animamos a hacer también en casa. También podéis crear vuestros propios juegos. ¡Imaginación al poder! Y vosotr@s… ¿qué otros juegos hacéis para trabajar la duración del sonido?

Please follow and like us:
error20
Tweet 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *