¿Es mi bebé demasiado pequeño para empezar con la música?

«Rara vez se es demasiado pequeño para empezar y nunca demasiado mayor». Estas palabras de Shinichi Suzuki están fuertemente ligadas a su idea de que iniciarse en el mundo de la música es algo siempre positivo.

¿Por qué es importante?

Suzuki afirmaba que somos producto de nuestro entorno. Si la música está en él, empezará a ejercer su influencia positiva sobre nosotros. Los bebés reconocen melodías que escucharon estando en el vientre materno, les tranquiliza y les hace sentirse seguros y cuando escuchan una música que está habitualmente a su alrededor podemos ver cómo sonríen y se mueven expresando alegría. Ésta puede empezar a formar parte de sus rutinas, ayudándoles a dormir, y haciendo su día más agradable.

La música estimula su cerebro y su oído y se convierte en un lenguaje más que posteriormente (de los tres años de edad en adelante) podrán manejar con soltura a través de un instrumento, de la misma manera que ocurre con el lenguaje hablado que tan presente está en su día a día.

¿Cómo empezar?

Proporcionar un entorno musical adecuado para el bebé es fundamental. Para ello, es importante que la música esté presente en el entorno familiar y nosotras podemos ayudaros a través de las clases de Baby Music (0 a 3 años). En ellas  podréis encontrar un espacio en el que compartir la música  con otras familias y en el que nosotras os ayudaremos con actividades musicales para que las capacidades del bebé se estimulen.

Seleccionamos audiciones del repertorio de la música clásica y jazz junto con nursery rhymes. Aprendemos a manipular instrumentos de pequeña percusión y objetos como pelotas, pañuelos o marionetas de dedos entre otros. Además los bebés escucharán música en vivo gracias a nuestra flauta travesera la clase de música se convertirá en un momento en el que crecer y compartir.

¿Cuándo es un buen momento?

¡Siempre es un buen momento para empezar! No importa si es al  inicio del curso escolar o cuando este está acabando ya que la estimulación para el desarrollo de los niños va a ser igual de positiva en cualquier momento del año.

Tan solo tenéis que aprovechar la oportunidad que ofrecemos de venir a probar una clase gratuita a nuestras aulas en «El Acebuche Rivas» (Plaza Joan Miró 6)  en nuestros horarios regulares. Escríbenos a info@littlemusicalsteps.com  y te indicaremos los días y horas disponibles.  ¡Ven a conocernos!

 

Please follow and like us:

Talleres musicales en el embarazo, ¡conectando corazones!

bigstock-Pregnant-Women-81286862

La música nos conecta con sentimientos que a veces son difíciles de expresar con palabras. Es un potente transmisor de emociones que forma parte de nuestro día a día y que  podemos aprender a utilizar para sentirnos bien.

Para las mamás, poder compartir  emociones a través de la música con el bebé que aún no ha nacido refuerza el vínculo ya existente entre ambos. En los talleres que llevamos a cabo realizamos diversas actividades unidas a la música y al cuerpo que nos permiten conseguir esa canalización de emociones. Estas actividades pueden ser compartidas con nuestra pareja o algún familiar o amigo cercano que quiera formar parte del proceso.

¿Qué aportan los talleres musicales en el embarazo?

  • Experimentar la relajación a través de distintas piezas musicales

Exploramos música que nos genera bienestar físico y mental con la que poder transmitir serenidad al bebé. Este percibe tanto la música como el bienestar que produce en la madre y asocia dicha música a la relajación incluso una vez haya nacido.

  • Aprender una forma de comunicarse con el bebé

Los ejercicios que realizamos en clase, se pueden realizar posteriormente en casa para seguir reforzando las sensaciones positivas que se transmiten al bebé. La música que se escucha y se canta durante el embarazo que ha generado positividad se puede utilizar después del parto ya que el bebé recordará esas sensaciones al escucharla de nuevo.

  • Compartir con otras embarazadas el proceso

Es un excelente lugar en el que poder relacionarse con otras futuras mamás  y sentir el apoyo y la ayuda del grupo.

Trabajamos canciones que son aplicables a la rutina del bebé y que serán un recurso más del día a día. Los bebés reconocen antes melodías que palabras y es por eso que pueden asociar la música a distintos momentos del día como la hora de bañarse, la hora de dormir o la hora de comer.

  • Iniciar una actividad que poder seguir compartiendo con el bebé cuando haya nacido

Después del nacimiento del bebé muchos padres quieren incluir la actividad musical en el día a día de sus hijos, seguir compartiendo con ellos los beneficios de la música que potenciará numerosas capacidades en ellos.

Nuestro próximo taller dedicado al embarazo tendrá lugar el próximo 2 de Abril en P&B, centro de apoyo a la maternidad y crianza, C/ Balandro 36 (Metro Alameda de Osuna)

IMG-20160317-WA0000

Si estás interesada en otras posibles fechas y lugares, puedes contactarnos en info@littlemusicalsteps.com. También ofrecemos talleres para bebés en los que podréis compartir la música con vuestros hijos, estimulando sus capacidades y disfrutando juntos.

 

Please follow and like us:

Música en bebés prematuros

LMS bebe recien nacido

Cada día son más numerosos los estudios acerca de los beneficios de la música utilizada como terapia. En los últimos años, una de las investigaciones que ha ido cobrando fuerza es la relacionada con los bebés prematuros. Aunque nosotras no somos expertas en la aplicación musical en estos pequeños, nos ha parecido muy interesante poder ahondar un poco  y compartir con vosotros lo que hemos ido descubriendo a través de diversas fuentes.

Los estudios parecen coincidir en que la música es un potente transmisor de emociones que ayuda a paliar el estrés que supone el haber salido antes de tiempo del ambiente protector del vientre materno. De esta manera, los bebés se calman, el sueño se estabiliza, comen mejor y su tiempo internados se reduce.  Como se indica en un estudio de la BBC «.Los investigadores -que publican los detalles del estudio en Archives of Disease in Childhood (Archivos de Enfermedades Infantiles)- afirman que la música parece tener también efectos beneficiosos en aspectos fisiológicos como ritmo cardíaco y respiratorio» De esta manera, la música también contribuye a reducir el ritmo cardíaco y a mejorar los niveles de saturación de oxígeno.

Se han realizado pruebas tanto con música grabada como con música en directo (nunca por encima de 70 decibelios). El tipo de música utilizada no ha sido sólo música clásica, sino también distintas canciones de cuna de las que tanto os hablamos nosotras. En ocasiones, esta música la combinan con los sonidos que perciben los bebés en el útero, así como con sonidos del corazón de la madre. La música tranquiliza la mente y los órganos de los prematuros, lo cual aumenta su probabilidad de supervivencia.

Esta música parece no sólo ayudar a los pequeños, sino también a sus familias. La musicoterapeuta Elizabeth Klinger, afirma que «lo que la terapia musical puede suministrar es esa experiencia de audición pasiva que estimula la relajación del paciente y la participación de la familia». Los propios padres también interpretan esas canciones de cuna porque quieren reconfortar a sus pequeños a través de su voz y los musicoterapeutas les animan a que lo sigan haciendo en casa porque seguirá fomentando su vínculo con el bebé y este se seguirá beneficiando de los efectos relajantes de la música.

 Se trata de una terapia que tiene un bajo coste para los hospitales y que genera unos buenos resultados en esos bebés valientes que luchan por salir adelante. ¿No es increíble el poder que tiene la música? Bravo por todos los que investigan sobre lo beneficiosa que puede llegar a ser para las personas y para estos bebés que llegan al mundo antes de tiempo.

Please follow and like us:

La percusión, el momento estrella en las clases de bebés

bigstock-Musical-instruments-on-white-b-53995561

Sabemos que los niños desde bebés disfrutan con la pequeña percusión y es uno de los momentos estrella de nuestras clases de estimulación musical temprana. Maracas, tambores, xilófonos y cascabeles tienen mucho éxito entre nuestro joven público, ¡y es que no les faltan motivos para ello!  

Experimentación y psicomotricidad

Este tipo de percusión es una manera sencilla de producir sonidos con timbres diferentes. Tan solo moviendo sus brazos consiguen hacer sonar los instrumentos y escuchar los diferentes sonidos que producen. Esto estimula su deseo de experimentar con los objetos que les presentamos y de esta manera no sólo sienten la necesidad de descubrir por ellos mismos, sino que además estamos fomentando su desarrollo motriz y su coordinación. Poco a poco vemos cómo su destreza manual va aumentando y aprenden a manipular los instrumentos con mayor facilidad y controlando mejor sus movimientos.

Ritmo y disfrute

En todas nuestras clases empleamos estos instrumentos ya sea a través del descubrimiento libre o guiando a los pequeños siguiendo el pulso de una canción, realizando diversos patrones rítmicos o marcando la cadencia interna del lenguaje en un poema. Esto fomenta el desarrollo de su ritmo interno, creando una base fundamental en su aprendizaje musical.

Siempre se proporciona un instrumento al niño y otro al acompañante, puesto que el movimiento que realizan los pequeños con el instrumento debe de ser libre y no controlado por un adulto. Al principio nos parece que el niño no es capaz de reproducir nuestros ritmos, pero poco a poco llegarán a interpretarlos perfectamente. Es importante que respetemos su ritmo de aprendizaje y les permitamos disfrutar con el proceso y no sólo con el resultado.

Comunicación y escucha

Sería positivo que en casa tuviérais algún instrumento de percusión para ellos, siempre teniendo cuidado con los materiales de los que están fabricados y con las posibles piezas pequeñas como en el caso de los cascabeles, que deben de tocarlos siempre bajo vuestra supervisión. Esto es un complemento perfecto para las clases, en las que además crean música en conjunto, funcionando como un grupo que colabora para interpretar los ritmos a la vez, fomentando la escucha entre los niños y aprendiendo a compartir con los demás.

La percusión es una de las formas de música más primitivas de la civilización que contribuye a la comunicación no verbal y permite a los niños tener una vía más de expresión vinculada a la música… ¡Nos encanta!

Please follow and like us:

La importancia de los padres en la clase de música

Cuando un padre o madre apunta a su hijo a estimulación musical temprana o Método Suzuki, no sólo está apostando por una actividad que fomenta el desarrollo de las capacidades de su pequeño, sino que además participa activamente convirtiéndose en una pieza clave del aprendizaje.

Las clases son concebidas como un momento para compartir experiencias positivas con los hijos y como una manera de fortalecer el vínculo con ellos gracias a la música. Padres e hijos aprenden de manera conjunta, de una forma natural y divertida que puede ser extrapolada fuera de las clases.

motivos por los que la presencia de papá o mamá en clase es fundamental

  • Los bebés en sus primeros meses de vida necesitan el contacto físico con sus padres para sentir seguridad y calma, sensación que potenciamos con la música. Mientras interiorizan el ritmo musical a través de los movimientos que experimentan en brazos de sus padres, se sienten protegidos. Lo mismo ocurre cuando son un poco más mayores. Saber que papá o mamá están ahí reforzando su aprendizaje les hace sentirse seguros.
  • Las voces de las personas que han acompañado al bebé en su vida y desde incluso, antes de nacer, son las que más van a generar el deseo de imitar, siendo esto fundamental para el desarrollo del habla. ¡Sus familiares son sus cantantes preferidos!
  • Los padres son la principal referencia y el mejor ejemplo para los niños. Cuanto más involucrado está el padre en la actividad, mayor es la estimulación que el niño recibe y antes comenzará a imitar sus movimientos y gestos.
  • La música es un potente transmisor de emociones que los padres comparten con sus hijos, fomentando el vínculo con ellos y  ayudándoles a canalizar sus sentimientos.
  • Después de un tiempo, los padres aprecian la evolución de sus hijos clase a clase y experimentan en primera persona los pasos que van dando.
  • Al estar en clase, los padres toman ideas para poder repetir en casa y de esta manera incluir la música en el día a día de su hijo de forma natural y progresiva.

En algunas ocasiones los niños vienen acompañados a clase de sus tíos, abuelos u otras personas, ya sea porque los papás no han podido asistir o porque quieren participar en la actividad con ellos. Lo más importante es que siempre haya un adulto en clase con el bebé, y ¡qué bien lo hacen las abuelas de nuestros alumnos! No debemos olvidar que las abuelas han entonado canciones de cuna para comunicarse con sus bebés generación tras generación. ¡No perdamos esa bonita tradición!

Please follow and like us:

Pon música a las rutinas de tu bebé

Todos sabemos lo importante que es la rutina en la vida de los bebés. Cuando conocen los momentos de su día a día, el orden y manera en que van a ocurrir las cosas, lo viven de una forma mucho más tranquila y placentera, siendo más partícipes de su actividad.Los bebés se comportan mejor cuando saben lo que va a ocurrir. Cuanto más constantes y predecibles sean los hábitos, más seguros y dispuestos se encontrarán los bebés, dice la pediatra Tanya Remer Altmann (The Wonder Years: Helping Your Baby and Young Child Successfully Negotiate the Major Developmental Milestones).

En nuestras clases de estimulación musical temprana trabajamos la rutina de dos maneras distintas: durante el tiempo de clase, que está estructurado en su propio orden de actividades y se repite en cada sesión; y apoyando los hábitos de casa con canciones, audiciones o poemas que pueden preceder distintas rutinas del bebé. Todo aquello que vaya acompañado de música y diversión será más alegre y llevadero para el pequeño y lo afrontará con más ganas e implicación.

Gracias a la estructura de las clases, los bebés disfrutan y aprovechan más la actividad musical, demostrando tras algunas sesiones una respuesta a este orden, anticipándose a alguna de sus partes o simplemente reaccionando con rapidez y alegría al recordar algo que ya conocen. Para que pequeños y mayores nos sintamos a gusto al empezar, comenzamos siempre las clases con nuestra canción de bienvenida. Tenemos momentos para reconocer algunas de nuestras melodías en un instrumento y las entonamos a la vez que realizamos sus divertidas coreografías. También nos movemos con ritmos a los que ponemos nombre y gesto y practicamos juegos de psicomotricidad fina con nuestras manos. En todas las clases, disfrutamos también de una audición activa, dejándonos llevar por la magia de la música, y al volver a la realidad podemos concentramos en descifrar algunas figuras musicales… Nunca nos olvidamos de tocar nuestros instrumentos de percusión ni de jugar con un poema musical, para, finalmente, entonar nuestra canción de despedida…

Las mamás y papás podéis utilizar cualquiera de las partes de la clase en la rutina de los pequeños, según os convenga o demuestren ellos mayor interés. Por ejemplo, trabajamos canciones, poemas y rimas para las rutinas más importantes de los bebés:

  • Para dormir, creando un ambiente de tranquilidad y cariño.
  • Para comer, con palabras y gestos relacionados con los cubiertos o la comida.
  • Para el baño, favoreciendo la interacción con el adulto y la diversión.
  • Para el juego, aprovechando para reforzar la psicomotricidad fina, practicar percusión corporal, etc.

Además, las profesoras de Little Musical Steps estamos siempre abiertas a vuestras propuestas sobre la temática de las canciones o poemas que se van trabajando en el grupo. La clase de música semanal no es sólo un rato agradable que compartir con tu pequeño, ¡sino todo un abanico de posibilidades para que la rutina familiar sea más alegre y positiva!

Please follow and like us: