«¡Hemos conseguido un montón de sonrisas!»

Para desarrollar todas las habilidades musicales que potenciamos en nuestras clases es imprescindible que los niños practiquen en casa. Nuestro aprendizaje se basa en el juego y la diversión y nuestros alumnos vienen muy contentos a sus clases, pero… ¡Qué difícil es a veces ponerse a tocar con la de juegos divertidos que tenemos en casa!

“NUESTRA LISTA DE SONRISAS”

Por ello las profes de Little musical steps tenemos algunos recursos con los que podemos motivarles a querer practicar en casa de forma regular. Uno de ellos es nuestra lista de sonrisas. Consiste en una fila de “Happy faces” que vamos rellenando cada día en clase con lo que nos cuentan que han podido hacer durante la semana. Nunca ponemos una cara negativa, sino que buscamos por poquito que sea reconocer un esfuerzo para motivar positivamente al niño.

Cuando consiguen llenar su fila de sonrisas las profes les regalamos una sorpresa. Después, de nuevo seguiremos llenando esa misma fila para llegar a la siguiente sorpresa… Esta vez dejamos volar la imaginación y decoramos nuestras caritas con colores, pelo, gafas… Y así iremos rellenando una fila tras la otra durante el curso.

ENSEÑANZA PERSONALIZADA

El momento de hablar de las sonrisas de la semana no es solamente importante para la motivación del niño. Es también la manera en que las profesoras podemos saber qué se ha practicado en casa y de esa manera guiar mejor la propia clase y la práctica para la semana siguiente. Es una información que compartimos directamente con los papás y mamás en la clase y que nos sirve para que ellos entiendan mejor cómo enfocar la actividad.

¡PRACTICAR NO ES SÓLO TOCAR!

Conseguir una “Happy face” no consiste solamente en tocar una pieza en casa. Puede ser cualquier esfuerzo relacionado con su aprendizaje musical, como mantener una buena postura, escuchar con atención la grabación de nuestro repertorio, observar a un dedito en concreto que andaba despistado o simplemente cantar y bailar una de nuestras canciones.

Con estos recursos buscamos que los niños desde bien pequeños entiendan y valoren la importancia del esfuerzo y la constancia. ¡A través de ello podrán conseguir cualquier meta que se propongan!

Please follow and like us:
error20

Música en familia…¡aprender es divertido!

Desde que nos embarcamos, hace ya años, en esta aventura que supone transmitir el amor por la música a los más pequeños y ayudarles a que esta sea una herramienta importante en sus vidas, hemos tenido claro que queríamos ofrecer algo especial con nuestro proyecto de música en familia.

¿Qué hacemos en little musical steps?

Nos dedicamos a la enseñanza musical bilingüe en familia, en dos programas según su edad:

  • Baby Music (0-3 años): Papás y mamás vienen a clase con sus bebés para acercarse al mundo musical junto a ellos en un ambiente natural, cercano y divertido. La música ayudará a desarrollar las capacidades de los pequeños y servirá para compartir experiencias positivas que pueden ser extrapoladas al entorno familiar.
  • Flauta travesera Suzuki (desde los 3 años) : Cuando los niños ya tienen tres años podrán continuar desarrollando su potencial mediante el aprendizaje instrumental de la flauta travesera. A través de la metodología Suzuki, los peques aprenderán el instrumento junto a sus padres, de la misma forma que aprenden su lengua materna integrándolo de forma natural en su vida.

¿Cómo lo hacemos?

En nuestras clases, el juego está siempre presente. Jugar es su forma de aprender, de comunicarse, de relacionarse con el mundo que les rodea. Es su mejor aliado para desarrollar la imaginación, la creatividad y para estimular sus sentidos y habilidades sociales. Podríamos decir que el juego es su principal lenguaje y la mejor actividad que podemos compartir con ellos para ayudarles en su desarrollo.

En nuestra metodología es imprescindible la participación del padre, madre o tutor en las clases, convirtiéndose la música en una actividad que forme parte del entorno familiar y se incluya de manera natural en el día a día de los niños.

Todo esto lo desarrollamos en un contexto bilingüe (castellano-inglés), para que los niños se familiaricen con ambos idiomas de forma natural.

¿Dónde lo hacemos?

Estamos en el Centro de Educación Infantil Montessori El Acebuche (Plaza Joan Miró 6. Rivas Vaciamadrid)

Si queréis venir a divertiros y aprender música en familia, podéis contactar con nosotras en info@littlemusicalsteps.com o en los teléfonos 646 091 863/ 650 217 618.

No dudéis en probar una clase sin compromiso y preguntarnos por nuestras promociones. ¡Os esperamos!

Please follow and like us:
error20

Cinco beneficios de tocar en público

Regalar la música al público es una de las mejores sensaciones que puede experimentar un músico. Nosotras lo practicamos con nuestros alumnos desde el primer día en que empiezan a tocar el instrumento, con conciertos a solo y en conjunto. Participamos todos juntos en un gran grupo, tanto los que llevan años aprendiendo a tocar la Flauta Travesera como aquellos que acaban de iniciarse.

Además de pasarlo fenomenal, hacer conciertos nos aporta mucho a nivel personal. Os  contamos cinco beneficios de tocar música en público:

1. mejora la autoestima

A través de la música nos expresamos, mostrando a los demás aquello que nos gusta y somos capaces de hacer. ¡Lograr nuestras metas y compartirlo con nuestra familia y amigos nos hace sentir muy bien!

2. refuerza el grupo

Todas las semanas hacemos nuestra clase grupal, donde tocamos con los compañeros y resto de familias. Ensayamos y preparamos juntos los conciertos, sintiéndonos parte fundamental de un equipo y viviendo esas emociones con nuestros compañeros.

3. ejercita la comunicación

El hecho de ejecutar una pieza musical en un escenario frente a los demás nos entrena para cualquier otro tipo de comunicación en público. Cada concierto que hacemos ganamos en control y confianza en ese tipo de situaciones, como actuar o hablar en público.

4. MArca objetivos

Tener una agenda de conciertos regulares nos ayuda a planificar mejor nuestra práctica y esfuerzo. Desde muy pequeños, los niños se organizan a largo plazo, pensando en la pieza que les gustaría preparar para el siguiente concierto o en aquello que han escuchado tocar a un compañero y podrán aprender cuando hayan avanzado.

5. COMPLETA EL APRENDIZAJE

Gracias a los conciertos, los alumnos entienden que lo mejor de la música es compartirla con los demás. Es todo un lujo poder disfrutar tocando y hacer disfrutar al que te escucha al mismo tiempo. Es una de las mejores recompensas al esfuerzo y dedicación de nuestra práctica y estudio.

Nosotras planteamos estos eventos siempre desde un enfoque positivo, respetando a cada niño y su deseo de tocar o de mantenerse en el público para escuchar y aplaudir a los demás. Organizamos al menos tres conciertos a lo largo del curso, además de encuentros nacionales y otras actividades en las que siempre se toca también en público. ¡Os invitamos al próximo!

Please follow and like us:
error20

¿Es mi bebé demasiado pequeño para empezar con la música?

«Rara vez se es demasiado pequeño para empezar y nunca demasiado mayor». Estas palabras de Shinichi Suzuki están fuertemente ligadas a su idea de que iniciarse en el mundo de la música es algo siempre positivo.

¿Por qué es importante?

Suzuki afirmaba que somos producto de nuestro entorno. Si la música está en él, empezará a ejercer su influencia positiva sobre nosotros. Los bebés reconocen melodías que escucharon estando en el vientre materno, les tranquiliza y les hace sentirse seguros y cuando escuchan una música que está habitualmente a su alrededor podemos ver cómo sonríen y se mueven expresando alegría. Ésta puede empezar a formar parte de sus rutinas, ayudándoles a dormir, y haciendo su día más agradable.

La música estimula su cerebro y su oído y se convierte en un lenguaje más que posteriormente (de los tres años de edad en adelante) podrán manejar con soltura a través de un instrumento, de la misma manera que ocurre con el lenguaje hablado que tan presente está en su día a día.

¿Cómo empezar?

Proporcionar un entorno musical adecuado para el bebé es fundamental. Para ello, es importante que la música esté presente en el entorno familiar y nosotras podemos ayudaros a través de las clases de Baby Music (0 a 3 años). En ellas  podréis encontrar un espacio en el que compartir la música  con otras familias y en el que nosotras os ayudaremos con actividades musicales para que las capacidades del bebé se estimulen.

Seleccionamos audiciones del repertorio de la música clásica y jazz junto con nursery rhymes. Aprendemos a manipular instrumentos de pequeña percusión y objetos como pelotas, pañuelos o marionetas de dedos entre otros. Además los bebés escucharán música en vivo gracias a nuestra flauta travesera la clase de música se convertirá en un momento en el que crecer y compartir.

¿Cuándo es un buen momento?

¡Siempre es un buen momento para empezar! No importa si es al  inicio del curso escolar o cuando este está acabando ya que la estimulación para el desarrollo de los niños va a ser igual de positiva en cualquier momento del año.

Tan solo tenéis que aprovechar la oportunidad que ofrecemos de venir a probar una clase gratuita a nuestras aulas en «El Acebuche Rivas» (Plaza Joan Miró 6)  en nuestros horarios regulares. Escríbenos a info@littlemusicalsteps.com  y te indicaremos los días y horas disponibles.  ¡Ven a conocernos!

 

Please follow and like us:
error20

La escucha intensiva, ¡fundamental en el aprendizaje musical!


image

Escuchar música es algo importante para todo ser humano, durante toda nuestra vida y en momentos y circunstancias de todo tipo… Sin embargo, cuando comenzamos a educar nuestro oído o a aprender a tocar un instrumento, la práctica auditiva se convierte en algo imprescindible. Por ello, nuestras clases están siempre llenas de ejemplos musicales, tanto en directo como a través de grabaciones de música de cualquier época, estilo o género.

En el caso de la Estimulación Musical Temprana (niños entre cero y tres años aproximadamente), la escucha de música fomenta el desarrollo de diversas funciones cerebrales, tanto auditivas como generales. Hemos conocido recientemente el proyecto estadounidense Nuryl, donde sus creadores nos explican los beneficios de la estimulación musical en bebés desde el embarazo hasta los dos años y nos ofrecen una aplicación para dispositivos móviles para llevar a cabo esta escucha intensiva de música.

Por otra parte, en las clases de Flauta Suzuki (con niños de a partir de tres años) utilizamos además un material creado especialmente para este aprendizaje: la grabación de las piezas del repertorio tocadas con la flauta acompañada por un piano y  la grabación de estos acompañamientos a parte. Para los alumnos Suzuki de cualquier instrumento, la escucha intensiva de este material es fundamental:
– Para la aprender el repertorio: los niños asimulan de oído y sin esfuerzo aspectos como la afinación, el ritmo o la estructura de cada pieza. Además, se familiarizan también con las piezas más avanzadas del repertorio, reconociéndolas después cuando escuchan a otros niños interpretarlas, por ejemplo. los niños pueden practicar con el cd cuando ya se han aprendido la pieza…
– Para practicar una pieza ya aprendida: pueden hacerlo con los acompañamientos de piano creados a tal efecto o también por encima de la grabación del instrumento.
– Para crear un ambiente idóneo para la práctica del instrumento, por ejemplo escuchando algunas piezas antes de empezar a tocar, mientras nos colocamos y montamos el instrumento.
– Para aumentar su motivación: cuando escuchamos piezas que nos agradan, ¡aumenta nuestro deseo de hacer música!

Independientemente de nuestra educación musical, mayores y pequeños podemos disfrutar de la música juntos, con distintos tipos de escucha según la situación:
– Escucha inactiva: aprovechando para deleitarnos y nutrirnos mientras hacemos otra cosa, ya que nuestro cerebro, aunque no nos demos cuenta, está procesando mucha información de ese material sonoro.
– Escucha activa: concentrándonos en lo que estamos percibiendo, por ejemplo cantando la letra de la pieza si la tiene, entonando las notas, soplando en la cabeza de la flauta o tocando un instrumento de percusión al ritmo, poniendo los digitación de las notas en el instrumento si las conocemos, o incluso leyendo la partitura simultáneamente…
– Escucha en concierto: sin duda esta es la audición más intensa, al disfrutar de la música en directo y compartirla con el propio intérprete, en el ambiente mágico que se genera.

Es muy bueno, además, escuchar música de distintos tipos, estilos y épocas, acostumbrándonos a valorar características muy diferentes en cada ejemplo y ampliando nuestra creatividad y parámetro musical. Os animamos a incluir un poco más de música en vuestro día a día, como una rutina saludable y placentera: en concierto, en el coche, en casa, haciendo deporte, relajándote… ¡Cualquier momento se hace mejor con música!

Please follow and like us:
error20