¿Qué papel tiene tu hijo en el grupo?

En nuestras clases de Método Suzuki, alumnos de distintas edades, y niveles comparten semanalmente una clase grupal en la que aprenden unos de otros y hacen música en equipo. Los grupos pueden tener características muy diferentes y en grupos muy homogéneos en los que todos los alumnos tienen un nivel de iniciación, los roles diferenciados tardan más en aparecer. ¿Quieres saber qué papel tiene tu hijo en el grupo? Os presentamos los tres roles principales

“El observador”

En un inicio, los pequeños aprenden del resto. Se unen al grupo y participan de todas las actividades adaptadas a su nivel. Acompañan las melodías del resto con palmas, instrumentos de percusión, soplando botellas o sujetando sus flautas, absorbiendo todo lo que hacen sus compañeros y queriendo imitarles. Es importante que les invitemos a participar de las actividades para que sientan que empiezan a formar parte del conjunto y aprendan a trabajar en equipo.

“El colaborador”

Según pasa el tiempo y va habiendo nuevas incorporaciones en el grupo, se produce un cambio de rol. Ahora siguen aprendiendo de los más mayores, pero pasan a ser el ejemplo de los más pequeños. Sienten que pueden ayudar a otros compañeros y comienzan a ser conscientes de todo lo que han avanzado. Es un momento importante para ellos puesto que empiezan a asumir pequeñas responsabilidades en el grupo.

“El responsable”

En este momento son los que más saben en el grupo y asumen un rol de liderazgo en el que la paciencia juega un papel fundamental. Aprenden a empatizar con los alumnos que están en otras fases de aprendizaje más elementales y son el ejemplo del grupo, dando incluso algún pequeño concierto en clase para los demás compañeros.

Todas estas fases son necesarias para los niños. Es fundamental para su aprendizaje poder ir representando los diferentes papeles y poder asimilar las nuevas situaciones. Formar parte de un grupo en el que desempeñan diversas funciones a medida que pasan los años es muy enriquecedor.

Algunos roles los van a asimilar mejor que otros ya que cada niño tiene una personalidad diferente. Por eso padres y profesores debemos ayudarles a entender cómo su papel cambia porque el grupo también cambia.

Todo esto contribuye a que los niños aprendan a adaptarse a las nuevas circunstancias. Potencia aptitudes y actitudes que deben experimentar para enriquecerse como músicos y sobre todo como personas.

Please follow and like us:
20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *